Que tu espalda no sea tu Objetivo, que lo sea Cuidarte

Se basa en el tratamiento de las alteraciones causadas por una afectación del Sistema nervioso central o periférico.

Algunos de sus beneficios son:

Mejorar la marcha.

Dar mayor estabilidad.

Reducir la espasticidad, los temblores y la fatiga.

Corregir deformidades posturales y articulares.

Mejora de la fuerza muscular

Mejorar la capacidad y la autonomía.

Ayuda a mejorar la calidad de vida del paciente y del familiar o cuidador.