Que tu espalda no sea tu Objetivo, que lo sea Cuidarte

ENFRIAR EL CUERPO CON LA ALIMENTACIÓN Y EL YOGA

 

En cada estación es importante adaptarse a las nuevas temperaturas, ciclos de luz, ritmos de la naturaleza, al propio ritmo de cada uno. Hacerlo a través del yoga y de la alimentación, nos permite acogernos a este nuevo ciclo de un modo muy saludable y natural.

 

Es importante sintonizar con las estaciones y con las distintas épocas del año a través de lo que comemos y de qué tipo de práctica realizamos, para seguir sintiéndonos bien a pesar de los cambios de temperatura.

 

¿Cómo podemos hacerlo? ¿Cómo enfriar el cuerpo con la alimentación y el yoga?

 

  • EN LA PRÁCTICA DE ASANAS:

 

  •  Practicar a primera hora de la mañana o a última de la tarde. Si se realiza por la mañana, empezamos el día con mucha más energía. En cambio, si cerramos el día con algunas asanas, es una manera perfecta para relajarse e ir bajando el ritmo de todo el día, bajar revoluciones, calmar la mente y sosegar también el cuerpo.

 

  • Elegir lugares frescos y aireados.  Estar en contacto con la naturaleza, si se hace al aire libre y evitar las horas de sol y calor;  en el caso que sea en interiores, hacerlo en espacios ventilados.

 

  • Apostar por las posturas correctas para este momento del año y del día. Las mañanas son perfectas para posturas que nos dan energía: como los saludos al sol, flexiones hacia atrás, etc. Por la tarde son mejores las  posturas restaurativas y para relajar, como saludos a la luna, posturas tumbadas, etc.

 

  • En general se recomienda realizar prácticas más lentas y con mucha atención a la respiración.

 

  • EN LA ALIMENTACIÓN:

 

Es importante tener en cuenta las cualidades energéticas de los alimentos: si son alimentos que calientan, refrescan, secan o si son lubrificantes.

Se dice que en la nutrición energética, se trata de calentar la frialdad, enfriar el calor, secar la humedad y lubrificar la sequedad.

Por eso en verano se deberían tomar alimentos de naturaleza más fría y fresca, evitando los calientes. Para hacerlo, se hace imprescindible conocer la naturaleza de los ingredientes como: las frutas, verduras, cereales, legumbres, etc.

Distinguir si son alimentos calientes, tibios, neutros, frescos o fríos y en esto, no debemos confundir la naturaleza del alimento con la temperatura de este, es decir si se ha cocinado o el cómo se ha preparado, son cuestiones diferentes.

 

  • En estos meses, se deberían comer menos alimentos de origen animal, se priorizan los alimentos crudos y poco cocinados como verduras, frutas, salteados, etc. Potenciar todos aquellos alimentos que no generen más calor a nuestro cuerpo, pues la estación en sí misma ya lo genera así que no debemos añadir más temperatura.

 

  • Se recomienda mantenerse hidratado.

 

  • Apostar por especias y hojas/verdes que refresquen, perfectas para acompañar nuestros platos y bebidas.

 

 

Estas son algunas de las recomendaciones que podemos seguir desde la alimentación y la práctica de yoga :mrgreen: pero para entrar más en detalle, si queréis profundizar en posturas concretas o en recetas para estos meses, contactad con nosotros como os vaya mejor! 😀

Puedes llamarnos al 932 00 94 07  o 607 453 596 o si lo prefieres, escríbenos a armonicbodybarcelona@gmail.com

 

¡Por cierto! Síguenos en nuestro perfil de Instagram y no te pierdas nuestras novedades! Os dejamos el enlace  ➡ https://www.instagram.com/armonicbodybarcelona  😉